La vecinita y su perrito – parte 2

A continuación os dejo una nueva carta que he tenido que dirigir a mi estimada vecina:

Viernes, 25 de enero de 2013

Estimada vecina del 1º F,

Ayer a las 22h tu perro empezó a ladrar; Ud. ya se había ido, por tanto, imagino que no lo oiría.

Ayer a las 0’40h de la madrugada su perro volvió a entonar sus ladridos.

Ayer, a la 1’20h de la madrugada, seguía ladrando.

(Entre la 1’30 y las 7h desconozco si no oí el sonoro ladrido porque dejó de ladrar o si fue, más bien, porque conseguí mantener mis orejas cerradas)

Hoy, a las 8’00h volvía a deleitarnos con los ruidosos ladridos.

A las 13’30h de hoy, seguía ladrando.

A las 15h continuaba, el citado animal, con sus gruñidos.

Son las 16’20h y todavía ladra. Puedo entender que todavía no habrá llegado, y que seguirá sin enterarse de lo molesto que resulta su perro. Por si en la anterior carta no le quedó claro, se lo repito: resulta muy molesto, y más cuando hay niños pequeños que tienen sanas costumbres de acostarse prontito.

 Pues bien, ahora que todos sabemos que ladra, y que está hecho todo un Perro, empieza a ser hora de que, por favor, ponga remedio. Pues, me consta, que ya le han avisado otros vecinos de las molestias que causa ¡a todas horas!

Muchas gracias y feliz (y espero que tranquilo) fin de semana.

Vecino del 2º F.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s